Política

Marxismo: aquí y ahora

Es necesario decir más claramente las consecuencias de estas disquisiciones un poco oscuras. El asunto es el siguiente: los intelectuales no dirigen nada, no deben hacerlo. Es el movimiento popular, por sí mismo, el que encuentra dirigentes, a veces de perfil intelectual, el que se da discursos, más o menos estructurados, el que pone palabras determinadas a su acción. Los intelectuales proponen, es el movimiento popular el que dispone. El éxito de un discurso o del otro no puede medirse sino por el éxito de una voluntad o de otra. Es la práctica, que siempre es una lucha, la que establece el rango de verdad efectiva de lo que se ha pensado, más allá de las vanidades y de las coherencias. Si se me permite la ironía: la realidad no se equivoca, los intelectuales sí».


Emociones y pandemia: esbozos de la incertidumbre

Es de conocimiento público que Chile ha experimentado una serie de cambios en el último tiempo, donde pareciera ser que las emociones han comenzado a adquirir gran relevancia para la comprensión de este periodo. Es posible señalar que ellas han sido, en gran medida, parte principal del acontecer de este último tiempo, haciéndose parte no sólo de la protesta, sino que, también, de la crítica política.

Desde diversos enfoques disciplinarios es posible señalar que las emociones son parte del quehacer humano, por lo que este libro intenta sumarse a las infinitas reflexiones y explicaciones de lo que está ocurriendo día a día, aportando algunos elementos para la conversación y por qué no también, comenzar a disputar el sentido y lugar de las emociones en la vida actual, complejizando su emergencia y llevándolas al terreno de lo social, des-individualizadas y, por supuesto, des-mercantilizadas.